Cómo guardar nuestras joyas

Hola a tod@s,

Hoy vamos a ampliar un poco el post Cómo limpiar nuestras joyas.  Una vez limpias y relucientes dónde las guardamos? Y lo más importante cómo? Puede parecer poco importante, pero guardarlas de cualquier manera hará que se rayen antes de lo previsto y que se enreden entre ellas, por lo tanto, la mejor manera de guardarlas es en su estuche original. Si por cuestión de espacio no los conserváis, como es mi caso, las podéis envolver en un trapito de algodón o pañuelo, esto evitaría roces, golpes y enredos. El problema que le veo a esta manera de conservación, es que evita el poder verlas, algo muy importante cuando tenemos prisa, buscamos una en concreto y tenemos que ir desenvolviendo una a una hasta dar con lo que andábamos buscando! y como yo soy muy práctica y casi siempre voy con prisas… :-). Para resolver este inconveniente, os voy a mostrar mi último descubrimiento, nada del otro mundo, pero muy mío y muy práctico… no ha sido más que comprar unas cajitas de plástico, con particiones, parecidas a las cajitas para pastillas, donde de manera independiente las guardo y así evito golpes y roces entre ellas, además es transparente parcialmente y me permite ver el interior,  su tamaño es muy reducido… me va perfecto!

Este es mi descubrimiento. Qué os parece?

IMG_20160117_155202

IMG_20160117_155441

IMG_20160117_155342

Y si las piezas son de plata? Si las piezas son de plata y queréis mantenerlas brillantes, no os podréis escapar al método del pañuelo! Os explico que la plata en contacto con nuestra piel tiende a ennegrecer debido a partículas que quedan impregnadas de nuestro sudor. Hay pieles con sudor más ácido que otras, a más acidez, la pieza ennegrecerá más rápido. Las joyas de personas con menos acidez, tendrán un  proceso mucho más lento… aunque con el tiempo acabarán ennegreciendo igual. Para las amantes de la plata, sí que es importante que guardéis envueltas estas piezas en un paño o pañuelo, para evitar que el oxígeno haga esta reacción. Tenemos client@s que han rodiado una pieza de plata, para alargar el color y brillo original… es una solución no definitiva pero sí algo más duradera!

Os dejo con unas fotos de diferentes joyeros y utensilios  para guardar vuestras joyas, hay para todos los gustos y alguno es de lo más curioso e ingenioso! 🙂

joyero de piel
El joyero clásico, el de siempre.

 

joyero armario
Este es un joyero con espejo, la estética me gusta aunque es algo voluminoso.

 

joyero esferas
Joyero con esferas, me encanta!

 

joyero percha
La estética deja mucho que desear, ahora, práctico lo es mucho!

 

joyero viaje
Para las que viajeis con vuestras joyas!

 

joyero cubitera
Qué os parece éste? no me digais que no es ingenioso!

 

joyero decorativo
y por último… muy práctico para evitar enredos en collares y gargantillas, además muy decorativo e ingenioso… no sé… pero la foto me encantó!

 

Y vosotras, cómo guardáis vuestras joyas?

Bien con estas ideas de cómo guardar vuestras joyas me despido hasta la próxima semana. Que seais muy felices!

Chao!

Maribel

Anuncios

Cómo limpiar nuestras joyas

Hola a todas,

Las fiestas navideñas están a la vuelta de la esquina, y estas fiestas son la ocasión perfecta para lucir nuestras joyas. En el post de hoy quiero explicar cómo podemos sacar el máximo partido a nuestras joyas y hacer que luzcan más bonitas! En general para el mantenimiento de una pieza de oro, podríamos decir que basta con cepillarla con un cepillo de cerdas suaves, agua y jabón, el jabón para platos es perfecto! y para el secado bastará con un pañuelo de papel, fácil no?

Unas pequeñas recomendaciones:

  • No limpiéis nunca las piezas en el baño, parece tonto, pero una vez enjabonadas son muy resbaladizas y tenemos que tomar la precaución para que no nos caigan por el desagüe!
  • Revisad que no tengáis una piedra floja, la podríamos perder!
  • Por último, el cepillado ha de ser muy suave, insistir en la parte interior que es donde se acumulan los restos de cremas y suciedad y si la pieza está muy sucia, usad agua caliente que os ayudará en la labor.

IMG_20151216_221622

IMG_20151216_221550

IMG_20151216_221547

Ahora bien, que hacemos con aquellas piezas que están algo ralladas o han perdido su bonico color?

Después del verano, la playa, las cremas, la tierra que se mete por todas partes… nuestras joyas también lo sufren y se rayan e incluso las piedras se pueden llegar a mover, con el riesgo de acabar perdiendo alguna. Para que esto no suceda y nos ahorremos un disgusto, os propongo que las llevéis a vuestra joyería de confianza para pulir, repasar y/o rodiar. Llevar a repasar aquellas piezas de vuestro joyero que más uséis y/o desgaste puedan tener, os puede salvar de más de un sofoco y no os costará ninguna fortuna, os quedaran y parecerán nuevas, y os aseguro que vale la pena!

Entendemos por pulir, el alisar las imperfecciones por ralladura y golpes, devolver la textura lisa y el abrillantado a la pieza. Entendemos por repasar, el verificar el estado del encastado de los brillantes o piedras, si los hay, el estado de los cierres y el desgaste en general de la pieza, este paso evita el perder cadenas y brazaletes por excesivo desgaste… y finalmente, entendemos por rodiar, el volver a bañar con rodio, un baño especial que se les hace a las piezas de oro blanco para que luzcan aún más blancas.

 

Antes del pulido, repasado y rodiado

IMG_20151216_153320

IMG_20151216_153203

Una vez pulido, repasado y rodiado. Notáis la diferencia? Es evidentes verdad? El rodiado devuelve el color blanco y hace que brille como nueva.

IMG_20151216_212038

IMG_20151216_211936

Seguro que si seguís uno de estos pasos, o los dos! estas fiestas brillares tanto como vuestras joyas!

Feliz semana.

M.